MANCOMUNIDAD TURÍSTICA DE SIERRA ESPUÑA
Click para ver otra imagen
Añadir a Hoja de Ruta
Hoja de Ruta
Reducir texto Agrandar texto

Arco de las ollerias

La lucha por conseguir agua que elevase el nivel de vida de la población llegó a convertirse poco menos que en protagonista de los programas concejiles. Pero los proyectos, muy costosos, tardarían siglos en llevarse a cabo. Casi 200 años fueron necesarios para hacer realidad éste que ahora contempla.


En efecto, así ocurrió con este acueducto construido por el totanero D. Pedro de Mora Cánovas en 1753, pero que ya estaba gestándose en 1555. Su diseño fue obra de D. Silvestre Martínez, diseñador también de la Fuente de la Plaza Mayor. Está construido con piedra de sillería procedente de la Sierra de Tirieza y tallada por el maestro cantero Diego López Tello.
El objetivo de la obra era traer el agua de La Carrasca (Sierra Espuña). El aumento de la población hizo insuficiente el agua de la Fuente de los Frailes.
La iniciativa para paliar la escasez del agua, la tomó el alcalde mayor Ldo. D. José Fernández de Araujo. Para ello nombró una comisión que reconociera las fuentes de Campix, La Carrasca, La Casilla y otras que se consideraron convenientes.
El 10 de junio de 1747 esta comisión presentó sus trabajos al Concejo y, tras examinarlos, se decidieron por el agua de La Carrasca “que es buena y suficiente para el consumo de esta villa” y nombró al perito D. Silvestre Martínez Teruel, “para resolver el modo de ejecutarlo”.
Se opusieron al proyecto dos regidores, fundándose en la distancia, lo accidentado del terreno, la calidad del agua y sobre todo el coste, que pasaría de cien mil reales.
El 18 de mayo de 1748 el Concejo acordó ejecutar la obra “a costa del sobrante de sus propios y demás con que para ello quieran contribuir los vecinos… y como arbitrio para la obra impuso un real a cada libra de seda delgada, medio real a cada libra de seda redonda, y un real a cada quintal de sosa o gazul que se exporten”.
Según el estudio el caudal de agua supondría, incluso en verano, igual que ocho caños de la Fuente de los Frailes, más 3 de la Fuente de La Casilla.
En la actualidad sigue bajando el agua de La Carrasca pero ya no llega hasta Totana

 
 
Sierra Espuña